Federico Utrera y Lucía Agirre

FEDERICO UTRERA. Regreso de Bilbao donde gracias a la amabilidad de la comisaria Lucía Agirre y la diligencia de la periodista Idioia Arrate pude visitar el museo Guggenheim para estudiar y disfrutar la exposición titulada “Bill Viola”, a secas. El agradecimiento es doble, no solo por la invitación sino por las inoportunas fechas: el buque insignia cultural de la ciudad se encuentra varado en la ría con los fastos de su XX cumpleaños y quiso la feliz casualidad que hasta la fotógrafa Kira Perov, esposa del videoartista norteamericano, visitara la ciudad también ese mismo día. Como de bien nacidos es ser agradecido, quede en primer lugar mi testimonio antes de emprender esta tarea crítica que a todo investigador obliga. En esto las comparaciones no pueden ser nunca odiosas y ese método se impone: tras acudir a las últimas exposiciones de París y Florencia, teniendo como anfitriones al Grand Palais y a la Fondazione Palazzo Strozzi, había que comprobar si Bilbao había estado a la altura. Continue reading »