Editorial Hijos de Muley Rubio

León el Africano abre la Biblioteca Luciano Rubio

El libro “León el Africano: Descripción de Africa”, en edición a cargo del arabista Luciano Rubio, va a abrir una biblioteca dedicada a este ensayista, arabista y traductor. Incomprensiblemente silenciado y escondido en España, su peripecia personal sería digna de una novela de aventuras y algo de ella deja translucir en su libro dedicado al diplomático y viajero granadino del siglo XVI, una traducción directa del manuscrito original que narra su viaje por Marruecos y Costa de Marfil y que Luciano Rubio acompaña con numerosas y sorprendentes notas que contextualizan su periplo. Antes de morir, nos legó su último libro sobre los manuscritos arabes de la biblioteca del Monasterio de El Escorial, volumen que nos proponemos editar en formato digital junto con el resto de sus obras más significativas: “Aben Abbad de Ronda y San Juan de la Cruz”, “El temperamento melancólico de Fray Luis de León”, “Los musulmanes españoles y Algacel”, “Abenjaldún”, “Reflexiones sobre la filosofía de Xavier Zubiri” o “Abentofail: el filósofo autodidacto”, sobre el olvidado sabio de Guadix (Granada).

Una de las escasas imágenes del arabista Luciano Rubio, quizás uno de los mejores pero proscrito en España
Una de las escasas imágenes del arabista        Luciano Rubio

iconos

León el Africano, según el pintor Sebastiano del Piombo (1519), aunque la datación del retrato ha sido impugnada en España.
León el Africano, según el pintor Sebastiano del Piombo (1519), aunque la datación del retrato ha sido impugnada en España.

1 thought on “León el Africano abre la Biblioteca Luciano Rubio

  1. Conocí al P. Luciano Rubio en el Monasterio de El Escorial y nos recibió amablemente, a mi mujer y a mi. Me regaló varias separatas de sus artículos que entregué a la Biblioteca de la Agencia Española de Cooperación Internacional. Recuerdo que me contó detalles de su vida y sus estudios en el campo del arabismo: era el tema de mi interés en conocerle para recoger datos para mi tesis doctoral que finalmente leí en la Universidad Autónoma de Madrid en 1991.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *